Rommanel recicla todos los materiales usados en la fabricación de sus joyas. El moderno sistema de columnas de intercambio iónico de Rommanel utiliza vaporización en vacío, la que permite la reutilización
de toda el agua usada en el proceso de enchapado galvánico. Los italianos diseñaron un equipamiento que purifica aproximadamente 2 millones de litros de agua por hora. El proceso industrial es uno de los más avanzados sistemas del mundo y proporciona muchas ventajas:

Intensificar la calidad del agua utilizada como resultados del proceso industrial, con una completa
desmineralización.
Reutilizar completamente el agua en un sistema cerrado, sin daño al medio ambiente.
Reducir el consumo del agua usada es el proceso de producción, a través de torres que aseguran la
regeneración automática.
Reducir drásticamente el yodo generado por el proceso electroquímico en respuesta al sistema
fisicoquímico existente.

 
 

Cada pieza laminada cuenta con una garantía que brinda al cliente una confianza extra en el producto. Dicha garantía, se extiende sobre el laminado y/o fallas de fabricación, no es válida en el caso de
roturas ni daños causados por el mal uso del producto.
Recordemos que son joyas y como tales deben ser tratadas.

Por eso
1- Evite el contacto de las mismas con cremas, lociones, pomadas, medicamentos, etc.
2- Las piezas aptas para el grabado, deben ser grabadas únicamente a pantógrafo y no
se deben pulir ni limpar con ácidos.

No se consideran defectos de fabricación:

Piezas abolladas // Artículos Usados // Joyas dañadas por mal uso.